Resistencia a la banalidad: Melodrama

¿Qué vemos cuando hojeamos una revista «VOGUE»? ¿Nos sentimos identificadas con su contenido? ¿Nos parecemos a las personas de las fotos? ¿Los productos que ahí se anuncian son accesibles para nosotrxs? ¿Realmente disfrutamos esta lectura? O ¿solo estamos consumiendo su contenido porque no tenemos otras opciones? Bueno, apostamos que el 70% de las respuestas fueron negativas, el 20% lo está considerando y el 10% cree que estamos exagerando. Y es que «VOGUE» únicamente es un ejemplo para poner sobre la mesa a los medios y plataformas de moda que por años y años, han sido los únicos encargados de moldear esta industria y su palabra es la última.

Y claro que muchas de nosotras hemos querido pertenecer de alguna manera pero al sentirnos tan ajenas, desistimos. Sin embargo, las redes sociales no siempre son este lugar oscuro y superficial, hay gente usándolas justo para visibilizar todo eso que los medios comerciales nos escondieron. 

Los cuerpos blancos, altos, delgados y rubios no son los únicos que existen y no los únicos que merecen ser vistos, esto lo tiene muy claro la fundadora y directora de «Melodrama.mx», Nayma Flores, una mujer de 23 años originaria de la Ciudad de México, que se formó en Nezahualcoyotl Estado de México,  

La visión de Nayma y su trabajo dentro de los medios de moda, son los que hacen una diferencia y con los que empezamos a encontrarnos dentro de esta industria que por muchos años ha sido rapaz y cruel para quien está dentro y fuera de ella. Vamos a conocer a la mujer detrás de «Melodrama.mx» y todo el trabajo que ha hecho con esta plataforma. 

¿Quién es Nayma Flores? 

La pelona de Melodrama

7.jpg



¿Qué importancia tiene la moda en tu vida?

La suficiente para dedicarle todo mi tiempo. Desde pensar con días de anticipación lo que me voy a poner hasta organizar proyectos que pueda combinar con mi vida profesional, está en todos los aspectos de mi vida. 

¿En qué momento descubres que quieres entrar en la industria de la moda? 

En un principio estaba simplemente interesada en la producción de textos. Escribía reseñas de shows como pasatiempo, para practicar redacción. Cuando se presentó la opción de mandar esos textos a plataformas y blogs de moda, lo hice para obligarme a seguir practicando y no porque realmente estuviera muy interesada en formar parte de un mundo que, aunque me interesaba, veía completamente ajeno a mí. Cuando decidí meterme de lleno a la industria con Melodrama, fue precisamente porque no me sentía identificada con la industria de la moda, principalmente la mexicana, porque muchas veces se me presentaba (especialmente en medios) como pretenciosa, burguesa, enajenada y hasta un poco boba, y me di cuenta que muchas personas tenían el mismo problema a pesar de que les interesaban los diseñadores, la ropa y toda la industria creativa alrededor de la moda.

4. ¿Qué es melodrama? 

La resistencia a la banalidad que abunda en la moda. Aunque, en términos técnicos, le llamamos pomposamente «revista», pero no lo es (finalmente nadie nos paga para venderle a nuestros lectores productos que no necesitan). En realidad es una plataforma en línea que busca acercarse a la moda de manera inteligente y critica, a través de la inclusión de estéticas y temáticas que no suelen abordarse en medios comerciales. Es «plataforma» porque buscamos impulsar el talento joven, verdaderamente emergente y con cualquier background: estudiantes, recién graduados y en general personas que buscan comenzar una trayectoria en la moda (en el área de la fotografía, la redacción, el styling e incluso el modelaje) y que necesitan de un medio para exponer su trabajo, darse a conocer y simplemente comenzar a armar un curriculum o portafolio. 

Tenemos claro que Melodrama es un esfuerzo para buscar una industria más ética, ¿qué implicaciones tiene hacer un trabajo así? 

Tratar de hacer las cosas diferentes a la tradición y lo establecido siempre es sumamente complicado porque se encuentra resistencia por todos lados. Resistencia a la resistencia. Desde la persona que no quiere ver afectado el status quo hasta la que quiere ver cambios en el panorama pero es demasiado pesimista para intentar algo. Ser un medio independiente y prácticamente sin recursos hace nuestra misión aún más difícil.  

¿Cuáles han sido tus dificultades al dirigir Melodrama? 

La dirección ha sido sorprendentemente fácil. Creo que tenemos una línea editorial y objetivos bien definidos. Tenemos claro lo que no queremos y eso hace mi trabajo mucho más sencillo. Las dificultades se han presentado debido a nuestros limitados y casi inexistentes recursos, y al hecho de que no pretendemos comprometer nuestro contenido por un patrocinio. En general, me parece, es difícil vivir con ideales intactos y produciendo contenido congruente en el capitalismo, especialmente en la industria de la moda mexicana. 

Para ti, ¿en qué momento estamos en la moda en México? 

En general el país pasa por una coyuntura importantísima. La fashion people odia hablar de política y la mayoría le tiene fobia al nuevo gobierno, pero el hecho de que sea un nuevo partido en el poder te presenta un panorama completamente diferente y es la oportunidad perfecta para que los cambios alcancen a todos los sectores. La moda es un buen reflejo de lo que pasa a gran escala: todo lo que se considerada establecido e intocable ya no lo es más. Las nuevas generaciones venimos con todo y no nos quedamos de brazos cruzados viendo como la mierda prolifera en todas partes. Y aquellos que siempre fuimos los renegados por fin nos estamos haciendo escuchar: presionamos, pedimos cambios y representación. Y la verdad es que no les ha quedado más que escucharnos aunque sea para quedar bien y vender revistas. Por algo se empieza supongo.  La cosa es no dejar pasar la oportunidad

Honestamente, ¿qué tan elitista y clasista es el medio de la moda? 

Aún con el cambio en la narrativa que los medios e instituciones oficiales quieren proyectar, estamos hablando de una industria cuyos altos mandos son burgueses y blancos, así que siguen siendo tan elitistas y clasistas como te los imaginas. También racistas y xenófobas. Eso sí, hay personas maravillosas que no son ni un poco cercanas a todo eso y se refleja en el contenido sincero de sus proyectos, esa es la gente que está haciendo un verdadero cambio y, a la larga, espero, erradicar esos terribles clichés que se asocian a la moda.

¿Qué diseñadorxs están proponiendo nuevas estéticas en el país? 

No hay nada nuevo en el sentido estricto del término, pero sí se han comenzado a desarrollar ciertas estéticas que antes solo nos imaginábamos de diseñadores europeos o japoneses, especialmente hace veinte o veinticinco años (no es que estemos atrasados, pero nuestra industria se ha desarrollado de manera completamente diferente a otros contextos) como la anti moda o este acercamiento a lo underground y a la juventud renegada. La anti moda me parece lo mejor ejecutado por el talento mexicano y está siendo desarrollado por talento joven como María Ponce, Erick Molina y Stephanie Abrajan.

¿Consideras que el ser mujer representa un obstáculo para posicionar una plataforma como Melodrama? 

No realmente. Es decir, la moda es una de las pocas industrias en el mundo donde las mujeres tienen más poder, autonomía y oportunidades que los hombres. Pero hay de mujeres a mujeres. El ser una mujer morena de clase media baja, proveniente de la periferia y sin ningún tipo de conexiones en la industria de la moda o recursos significativos, sí que es un obstáculo para posicionarme y sobresalir en el medio (y en general en el mundo). Como decía, la moda sigue siendo clasista y elitista pero también racista y nepotista. Sobresale quien tiene más dinero para impulsar y vender su proyecto, quien tiene más contactos, no importa si es hombre o mujer aunque, eso sí, siempre son caucásicos. 

12.jpg

¿Por qué «Melodrama»? ¿De dónde viene el nombre? 

No quería un nombre corto en inglés. Me han dicho que no fue la mejor estrategia publicitaria, pero nuestro objetivo siempre ha sido que la moda llegue a todxs, incluso a aquellas personas que no hablan ni siquiera un poco de inglés. No quiero que se sientan excluidas desde el nombre. Originalmente se iba a llamar «Cadáver» pero Facebook no me dejo abrir una página con ese nombre (creo que la estrategia publicitaria ahí hubiera sido mucho peor, ja, ja, ja). Y bueno, me gusta mucho el segundo álbum de Lorde y decidí apropiarme del nombre. Después de todo no piensas en una revista de moda cuando escuchas Melodrama (aunque supongo que ahora sí).

Cuéntanos desde dónde nace la idea de hacer un coloquio sobre moda, arte e historia: 

Quería ampliar la voz de Melodrama. Una edición impresa no me parecía viable: los medios impresos están muertos de todos modos, tenemos que cuidar el ambiente y reducir nuestro consumo de papel, y finalmente se iba a convertir en un pretencioso monologo. El coloquio se presentó como la mejor manera, no solo de materializar el espíritu de Melodrama sino de generar diálogo e intercambiar opiniones. En el mundo de la academia los ejercicios de este tipo son bastante comunes, cosa que no pasa en la moda, así que dije: «Bueno, ¿por qué no?»

coloquio-melodrama

¿Cuál es tu mayor objetivo con melodrama?

El objetivo final es sustituir a Vogue como «la revista» de moda, claro. Pero mientras tanto, nos gustaría seguir impulsando talento joven, diversificar nuestra presencia en distintas plataformas y medios, y por supuesto seguir haciendo eventos como el coloquio. 

¿Cuál sería tu mensaje para las mujeres y adolescentes que quieren entrar en la industria de la moda?

Tengan confianza en sí mismas. No se achiquen. No piensen que esta industria es más que ustedes, no lo es, no se tomen tan en serio a los fifís. Piensen más en la moda como una parte elemental de la sociedad, de la cultura y el arte donde, como en esos ámbitos, todxs tienen cabida. Su opinión vale y debe ser escuchada, así que no lo piensen dos veces. Y si pueden, colaboren en Melodrama, cómo no.