Una vez yo aborté...

Anónimo, 29 años

Empecé a sentir atracción por mi mejor amigo, yo tenía 18 años y el 20. En una noche de tragos me acerqué a él y descubrí que él también estaba interesado en mí. Nuestra relación cambió y empezamos a tener relaciones sexuales. Regularmente lo hacíamos un tanto borrachos y nos descuidamos.

Me embaracé, ambos sabíamos que era lo que queríamos hacer; no recuerdo que tenerlo fuera parte de nuestras opciones. Buscamos quien nos pudiera vender Cytotec, y me dijeron de un viejo conocido que vendía dos pastillas por seiscientos pesos. Lo contacté y nos las vendió, me dijo que era una oral y otra vaginal.

Fui a mi casa y decidí hacerlo sola, mi amigo siempre estuvo al pendiente. Hice el procedimiento y empecé a sangrar a las pocas horas, de forma abundante y por más días que en una menstruación regular para mí.

Después me hice un ultrasonido con la amiga de una amiga; ya no se lo dije a mi amigo, todo estaba bien. No tuve dolor, ni tampoco remordimiento y ya casi no lo recuerdo. Mi amigo y yo ya casi no nos vemos, no puedo decir que nuestra amistad tan chida término por eso, pero supongo que influyó mucho.

Estoy feliz de la decisión que tome, entiendo que se dio por una irresponsabilidad de ambos y así eran nuestras vidas en ese momento. No teníamos nada que ofrecer, veo que nuestra vida ha sido buena así.